• Clínica Infantil

  • Clínica juvenil

  • Clínica Adulto

Clínica Infantil Espacios clínicos

Escuchar el sufrimiento de un niño implica un conjunto de estrategias que posibiliten al niño la construcción de un espacio donde éste pueda poner en (el) juego su malestar subjetivo. 


El desafío de un niño, al estar inscrito en la cultura, se orienta cotidianamente al desarrollo de nuevas habilidades  cognitivas y afectivas.  Cada vez que un niño entra al setting psicoterapéutico, nos encontramos ante la manifestación de un conjunto de síntomas que afectan tanto su vida personal, en relación con sus seres significativos, así como la relación con los diferentes actores que encuentra en sus espacios de formación académica.  Es en este momento, en la afectación de su vida, y por tanto la de los otros,  que el niño debe enfrentar su mayor desafío: permitir al analista la escucha sobre su falta, sobre su abandono, sobre su frustración, el carácter angustioso de responder constantemente a los deseos y exigencias de sus padres, instituciones, autoridades, figuras significativas, etc.). Este acto permisivo responderá y se sostendrá fundamentalmente en la relación transferencial que debe estrictamente instalarse entre el niño y el analista a fin de que este último pueda orientar el camino hacia la cura.


Escuchar el sufrimiento o el malestar subjetivo de un niño es posible a partir del despliegue de tres elementos fundamentales en la experiencia analítica: las producciones plásticas (esculturas, dibujos, construcciones con legos, pinturas, etc.), el juego y la construcción de narrativas respecto de sus historias.  Es gracias a estas ofrendas que el analista puede acceder a las producciones inconscientes infantiles y al posterior análisis de las mismas, labor que posibilitará, a su vez, la apertura de sus experiencias afectivas hacia una resolución del nudo traumático por el cual ha sido tomado el infante.

Deseo me contácten

Otros servicios

Clínica juvenil

Espacio de trabajo clínico, interrogación y reflexión para jóvenes entre 13 y 18 años.

“Dad palabra al dolor: el dolor que no habla gime en el corazón hasta que lo rompe” William Shakespeare

MÁS INFORMACIÓN

Clínica Adulto

Espacio de escucha, interpelación y análisis para mayores de 19 años.

"Quizá sólo buscamos a lo largo de la vida la gran aflicción de ser uno mismo y nada más" (Louis Céline)

MÁS INFORMACIÓN